Real Estate Press, S.L.
domingo, 28 de Mayo de 2017, 22:27
  20060124SRE  
Portada Editorial Buscar Noticias Mercados Y además Who is Who Ferias

MERCADOS

HISTÓRICO NOTICIAS

WHO IS WHO

FERIAS

Linkedin
LOS ESPAÑOLES DESCONFÍAN DE SUS BANCOS 12/07/2012

Aumenta la desconfianza de la población española hacia los bancos, según las últimas encuestas del CIS,  y las instituciones financieras se convierten en una de las mayores preocupaciones  de los españoles por delante incluso del terrorismo, la educación y la delincuencia. Las últimas retiradas de depósitos es una muestra de la erosión de la confianza de la confianza de los españoles en sus bancos.

 

 

Aumentan las demandas judiciales de los pequeños ahorradores que tienen acciones preferentes en los bancos, cuando la Unión Europea, UE pone como condición, para ayudar a las entidades con problema , que los tenedores de bonos y preferentes asuman pérdidas.

En las  demandas se alega que los bancos tergiversaron  estos valores que se vendían como si tuvieran la seguridad de los depósitos. Si los tribunales se pronuncian a favor de los clientes, los contratos de venta se anularían y los bancos se verían obligados a pagar los inversores.

Según los operadores en este mercado, el miércoles, los tenedores conservadores de estos  bonos,  como bancos, fondos e  inversores asiáticos trataron  de salir de sus posiciones en los bancos españoles, pero les resultó difícil la venta.

Cerca de 120.000 pequeños ahorradores están expuestos a estos activos en  bancos nacionalizados. Entre la serie de condiciones que la UE impone para el rescate de las entidades con problemas se encuentra la de que los tenedores de estos activos asuman las pérdidas de sus inversiones.

Las entidades financieras, ante la dificultad de colocar estos productos financieros entre los inversores profesionales, los vendieron a  pensionistas y trabajadores de clase media, a través de sus redes de sucursales.

La venta de estos valores permitió que  los bancos aumentaran su capital, para lidiar con las fuertes pérdidas, producidas por su exposición inmobiliaria, así como cumplir con las normas de solvencia más estrictas que se les imponía.

Las condiciones impuestas por la UE para el rescate bancario deja a los tribunales como única solución, ya que un fallo favorable podría forzar a los bancos a compensar a los inversionistas afectados. Las demandas podrían tardar  dos años en concluirse.

Un portavoz de la Comisión Europea dijo que el organismo no iba a realizar comentarios sobre los procesos judiciales en curso ni tampoco  especular sobre sus resultados. Esta semana, el Ministro de Economía y Competitividad,  Luis de Guindos, se negó a confirmar que estos inversionistas se verían afectados por las pérdidas, pero no lo descartó. 

Desde hace más de un siglo, las cajas de ahorros españolas eran piedras angulares para la financiación de las comunidades locales, la industria y las familias, y sus beneficios volvían a la comunidad a través de proyectos culturales y sociales. La mayoría de los españoles confiaban  en su caja de ahorros para realizar sus inversiones.  En la actualidad todo eso se ha perdido.



   Enviar a un amigo           Versión imprimible
QUIENES SOMOS |  SUSCRÍBASE |  CONTACTE