Real Estate Press, S.L.
lunes, 24 de Abril de 2017, 21:07
  20060124SRE  
Portada Editorial Buscar Noticias Mercados Y además Who is Who Ferias

MERCADOS

HISTÓRICO NOTICIAS

WHO IS WHO

FERIAS

Linkedin
EL FMI PREVÉ QUE ESPAÑA PROLONGUE LA RECESIÓN A 2013 CON UNA CAÍDA DEL 0,6% 16/07/2012

Después de que ni el rescate para sanear el sector financiero ni el mayor plan de ajuste de la democracia hayan conseguido convencer a los inversores, la gran mayoría de los economistas y hasta el propio Gobierno dan por hecho que España seguirá en recesión en 2013. Uno de los pocos organismos que hasta ahora tenía una previsión positiva, el Fondo Monetario Internacional, acaba de rectificar. Ahora prevé que la economía española sea la que más retroceda en 2013, un 0,6%, frente al mínimo crecimiento del 0,1% con que contaba antes, según un informe que acaba de publicar.

 

 

El FMI cree que la economía española caerá este año algo menos de lo que preveía, un 1,5%, en lugar del 1,8% que había dicho hasta ahora. Su previsión para este año es, de ese modo, mejor que el 1,7% de caída que preveía el Gobierno. Hay, eso sí, un importante matiz. El Fondo no toma en cuenta en sus cálculos el efecto recesivo de las nuevas medidas de ajusteaprobadas por el Gobierno de Mariano Rajoy como la subida del IVA, la supresión de la paga extra de los funcionarios y el recorte adicional de inversiones y gasto público. En opinión de Olivier Blanchard, economista jefe del FMI, se han adoptado "pasos importantes, pero solo tendrán éxito si pueden financiarse a un tipo de interés razonable". En este punto, el organismo estima que tanto España como Italia pagan un sobreprecio de 200 puntos básicos por culpa de las tensiones que pesan sobre los mercados de deuda.

Sobre el impacto que tendrán las medidas de ajuste en el PIB, los técnicos del organismo que dirige Christine Lagarde han reconocido que las subidas de impuestos y recortes aprobados "rebajarán ligeramente la proyección de crecimiento". De momento, además, consideran que se notarán más en 2013. El Fondo, han añadido, está analizando las medidas y está en consultas con el Gobierno español con vistas a una nueva revisión cuyo resultado se conocerá a final de mes. En cualquier caso, han negado que vayan a afectar al conjunto de la economía internacional o a la de la eurozona.

De hecho, sin esperar a esa revisión, donde empeoran las previsiones de verdad es para el año que viene. El FMI se había quedado al margen de la idea general de que la economía decrecería ese año y tenía un previsión de crecimiento del 0,1%, un optimismo en el que prácticamente solo le acompañaba el Gobierno, con su previsión oficial del 0,2%. La mayoría de los servicios de estudios españoles y extranjeros y la propia Comisión Europea contaban con un año más de retroceso. El FMI rectifica y se suma a ese consenso generalizado. Ahora prevé que la economía se contraiga un 0,6%.

Con ese retroceso, la economía española será la que tenga el año próximo la peor evolución de todo el mundo entre los grandes países. Solo Italia le acompañará en el terreno negativo, aunque con un retroceso la mitad de intenso (-0,3%).

En cuanto al perfil de evolución, la economía estará cayendo a un ritmo anual del 2,3% a finales de este año, según el informe del Fondo Monetario Internacional. El punto más bajo se tocará previsiblemente entre finales de este año y comienzos del próximo, en el que se iniciará una gradual recuperación. Así, aunque para el año que viene se prevé una caída media anual del 0,6%, la economía estaría ya creciendo a un ritmo interanual del 0,6% en el cuarto trimestre del año que viene.

 

El déficit estaba descontrolado

Las previsiones del Fondo sobre el déficit público español han perdido buena parte de su valor desde el momento en que no incorporan el último plan de ajuste aprobado por el Gobierno de Mariano Rajoy, pero ayudan en parte a explicar dicho ajuste más allá de las imposiciones europeas. Según el FMI, el déficit iba camino de situarse en el 7% del producto interior bruto (PIB) cuando el objetivo era del 5,3%

Ahora, la Unión Europea ha permitido a España un punto extra de déficit para este año y el Gobierno de Rajoy ha aprobado medidas con un impacto estimado para este año de 13.500 millones (en torno a 1,3 puntos del PIB), con lo que el objetivo estaría al alcance.

Para 2013, la previsión de déficit era del 5,9%, pero el Gobierno cuantifica las medidas aprobadas para ese año en 22.860 millones (casi 2,2 puntos del PIB), con lo que de cumplirse sus previsiones también estaría a su alcance.

En cuanto a la deuda pública, el FMI prevé que suba al 90,3% este año y al 96,5% el próximo, pero con dos grandes salvedades: una, no se toman en cuenta las nuevas medidas, y dos, se computa todo el rescate bancario como deuda por su importe máximo, de 100.000 millones. Pero las perspectivas para la deuda pública española no son buenas. El FMI no ve dónde está el techo, algo que solo ocurre para España y Japón.

 

 

 



   Enviar a un amigo           Versión imprimible
QUIENES SOMOS |  SUSCRÍBASE |  CONTACTE