Real Estate Press, S.L.
domingo, 18 de Febrero de 2018, 3:39
  20060124SRE  
Portada Editorial Buscar Noticias Mercados Y además Who is Who Ferias

MERCADOS

Actualidad

HISTÓRICO NOTICIAS

WHO IS WHO

FERIAS

Linkedin
MOODYS PREVÉ UN INCREMENTO DEL PRECIO DE LA VIVIENDA DEL 8,6% EN ESPAÑA EN TRES AÑOS 06/11/2017

En concreto, estima que el precio de la vivienda aumentará un 5,6% en en 2018 y en torno al 1,4% en 2019, al igual que en 2020. "Los bajos tipos de interés, la mejora de las condiciones económicas y una mayor proporción de población activa joven servirán de apoyo al mercado de la vivienda", señala Greg Davies, analista de Moodys, añadiendo que en la última década la proporción de jóvenes trabajadores ha aumentado un 8%.



Las previsiones de la agencia Moodys, que analiza el impacto de las tendencias demográficas sobre el precio del sector inmobiliario residencial en siete grandes mercados europeos. En el caso español, la calificadora de riesgos apuesta por una subida del orden del 5,6% en el precio de la vivienda en 2018, mientras que en cada uno de los siguientes años hasta 2020 este incremento se limitará al 1,4% anual.

"Los bajos intereses, la mejora de las condiciones económicas y una mayor proporción de población activa joven servirán de apoyo al mercado de la vivienda", señala Greg Davies, analista de Moodys, añadiendo que en la última década la proporción de jóvenes trabajadores ha aumentado un 8%.

La agencia señala que el actual entorno de bajos tipos de interés y recuperación económica que está reduciendo el todavía elevado desempleo juvenil contribuye a la asequibilidad de la vivienda en España. Sin embargo, señala que el crecimiento de los salarios sigue bajo, lo que impide a algunos jóvenes profesionales adquirir una vivienda, algo que Moodys confía en que varíe en los próximos años.

En este sentido, la agencia recuerda que en 2014 alrededor del 14% de los trabajadores a tiempo completo en España ganaban menos que 2/3 de los ingresos medianos, frente al 7% en Italia y el 9% de Francia.

Por otro lado, Moodys subraya que España ha experimentado un retroceso en la demanda de vivienda de nueva construcción, mientras puede apreciarse mucha más actividad en el mercado de segunda mano, añadiendo que la actividad constructora actualmente representa el 40% de la registrada en 2007, reflejando, entre otros factores, el desapalancamiento soberano, incluyendo el sector bancario, lo que ha conllevado una reducción sustancial de la inversión residencial.

   Enviar a un amigo           Versión imprimible
QUIENES SOMOS |  SUSCRÍBASE |  CONTACTE